martes, 5 de octubre de 2010

MOON OF ALABAMA


Todavía bajo los efectos de la resaca del estreno en Madrid de la ópera de Kurt Weill y Bertolt Brecht “Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny”, al cual dediqué el post anterior, quería hoy traer al blog algunas versiones muy distintas del que es, sin duda, el fragmento más conocido de esta ópera: la “Canción de Alabama” o “Luna de Alabama”.

En la ópera, este momento tiene lugar en el acto I, cuando Jenny Smith y sus compañeras prostitutas se despiden de la luna que simboliza su vida anterior y llegan a Mahagonny dispuestas a emprender una nueva andadura en busca de whisky, dinero y chicos.

Escrita originalmente en inglés, la canción se interpreta siempre en esta lengua, tanto cuando se representa la versión alemana como la inglesa de la ópera.

Esta melodía ha sido objeto de infinidad de versiones por intérpretes muy alejados del terreno operístico, desde Nina Simone a Marilyn Manson, y el tema ha formado parte de la banda sonora de alguna película, como en “Sombras y Niebla” de Woody Allen, una cinta rodada con la estética del cine expresionista alemán y en la que la música de Weill resultaba un complemento perfecto.

De todas formas, para no acabar con empacho de lunas de Alabama, me limitaré a recordar aquí las que pueden ser sus adaptaciones más conocidas.

En primer lugar, podemos escuchar este fragmento en la inimitable voz de la mítica cantante Lotte Lenya, esposa de Kurt Weill, y que fue la elegida personalmente por el autor para encarnar la primera Jenny Smith de la historia. Se trata en este caso de un video dirigido por Ken Russell, perteneciente al célebre programa de la BBC "Monitor", grabado cuando Lenya superaba ya los 60 años, pero en el que aún mantiene esa magia especial que llevó al propio Kurt Weill a afirmar: “Lotte no sabe leer una partitura, pero, cuando canta, el público la escucha como si estuviese oyendo a Caruso”:


Video de kaatjeaster

Es probable que la versión más famosa de este fragmento de la ópera “Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny”, no pertenezca a ninguna de las cantantes que han grabado históricamente el personaje de Jenny Smith, sino que la adaptación más conocida por el gran público posiblemente sea la que hicieron Jim Morrison y The Doors cuando, en 1967, incorporaron el tema “Alabama Song (Whisky Bar)” a su primer y exitoso álbum “The Doors”:


Video de inBLOOMman

En 1978, David Bowie decidió también presentar su particular versión de la canción de Weill en la gira mundial que realizó ese año. Posteriormente, grabó el tema en estudio y se editó un single con “Alabama Song” como cara A y una versión acústica de “Space Oddity” en su cara B, con aquella impagable portada en la que el cantante británico aparecía cual Dr. Spock cantautor. Aquí podemos verle interpretando la canción en un video perteneciente a su gira de 1978:


Video de ziggiestarlet

Y para finalizar este paseo por lunas de Alabama, podemos escuchar a otro icono del espectáculo, como es la polifacética artista alemana Ute Lemper, una auténtica especialista en el repertorio de Weill/Brecht y posiblemente su más carismática intérprete en la actualidad:


Video de Enveualtacultura

Oh, show us the way to the next whisky bar!
Oh don't ask why,
Oh don't ask why!
For we must find the next whisky bar
For if we don't find the next whisky bar,
I tell you we must die!

Oh moon of Alabama
We now must say goodbye
We've lost our good old mamma
And must have whisky
Oh, you know why.

Oh show us the way to the next pretty boy!
Oh don't ask why
Oh, don't ask why!
For we must find the next pretty boy
For if we don't find the next pretty boy
I tell you we must die!

Oh moon of Alabama
We now must say goodbye
We've lost our good old mama
And must have boys
Oh, you know why.

Oh show us the way to the next little dollar!
Oh don't ask why,
oh don't ask why!
For we must find the next little dollar
For if we don't find the next little dollar
I tell you we must die!

Oh moon of Alabama
We now must say goodbye
We've lost our good old mama
And must have dollars
Oh, you know why

2 comentarios:

  1. Yo, como tantos, conocí esta canción a través de la versión de los Doors. Posteriormente escuché a Lotte Lenya, la intérprete canónica y a Ute Lemper, que siempre consigue dar un toque de originalidad incluso a las melodías más trilladas. La única versión que no conocía era la de David Bowie, que no está mal aunque no le pega nada a la estética de cantautor cósmico que se gastaba por aquella época. Claro que a Bowie las estéticas le duraban diez minutos.

    ResponderEliminar
  2. A mí las versiones de Lenya siguen siendo las que me atrapan, y escuchar y ver a Ute Lemper siempre es una experiencia intensa.
    Tienes razón, Titus, en que a Bowie la estética le duraba diez minutos. Y yo añado: afortunadamente.

    ResponderEliminar