sábado, 28 de junio de 2014

ANUNCIO DE LA TEMPORADA 2014/2015 DEL PALAU DE LES ARTS

La última representación hoy de Romancero Gitano, ha puesto el punto final a la programación del VII Festival del Mediterrani y con ello a una convulsa temporada operística 2013/2014, marcada de forma clara por el relevo, todavía sin resolver, del director musical y la polémica suscitada este último mes por la decisión del maestro Zubin Mehta de no aceptar ese nombramiento.

Este final de temporada ha coincidido con la reunión ayer del Patronato de la Fundación Palau de les Arts, aprobando la programación del próximo ejercicio operístico en el coliseo valenciano y con una rueda de prensa de Zubin Mehta en la que éste ha explicado claramente sus motivos para que haya rechazado hacerse cargo de la dirección musical del mismo, apuntando con el dedo a la falta de apoyo económico y de compromiso político en garantizar la continuidad de un proyecto que pueda mantener unos niveles de calidad acordes a la relevancia artística que ha conseguido el teatro en estos últimos años.

El anuncio de la programación de la temporada 2014/2015 no ha ofrecido ninguna sorpresa respecto a los rumores que ya circulaban hace tiempo, aunque quizás la sorpresa sea en sí misma que, al menos, hay una previsión de programación, que, dado cómo están las cosas, no es poco. Luego, como suele ser costumbre en esta casa, ya veremos cuánto se parece la previsión al resultado final.

La mini temporada propiamente dicha comenzará en diciembre, ya que antes el Palau se supone que estará ocupado con el montaje de Los miserables que ya se ofreció la pasada temporada, y que tanto gustó al refinado paladar musical de nuestro, todavía, President de la Generalitat. Digo que se supone porque, según las últimas informaciones, tampoco está claro que vaya finalmente a reponerse, dadas las pobres expectativas de venta de entradas. Lo cual tendría todavía más guasa.

Antes de diciembre, no obstante, tendremos la primera mamarrachada del año con la participación de la Orquestra de la Comunitat Valenciana y el Cor de la Generalitat en una coproducción entre el engendro CulturArts y el Palau de les Arts, de la zarzuela El rey que rabió, de Ruperto Chapí, que, como se ve que no hay bastante espacio en Les Arts, se representará en el Teatro Principal y bajo la dirección de Enrique García Asensio (miembro por cierto del Patronato de Les Arts y que muestra tan poca lucidez cuando reflexiona sobre el futuro de esta institución cultural como cuando dirige). La verdad es que, viendo ese prólogo de temporada, es como para salir corriendo, sobre todo si consideramos que ese podría ser el futuro que algunos o algunas desean para la ópera en Valencia.

Durante el mes de noviembre parece que habrá diversos conciertos, de esos con los que luego nos rellenan el abono y nos hace tanta ilusión. No hay datos de momento al respecto, aunque uno de ellos está previsto que lo dirija el valenciano Gustavo Gimeno.

La temporada en Les Arts se abrirá en diciembre (¡qué chuli, como en La Scala!), tal y como estaba previsto con la ópera Manon Lescaut, de Giacomo Puccini, que no pudo representarse un año antes por la caída del trencadís y la nefasta e injustificada decisión del conseller Buch de proceder al cierre temporal del teatro. En el foso agitará la batuta con frenesí, frente a los músicos que todavía queden en nuestra orquesta, Plácido Domingo.

El cantante madrileño seguirá siendo protagonista de este inicio de temporada, pero esta vez, afortunadamente, sobre el escenario, asumiendo el papel de Vidal en la zarzuela Luisa Fernanda, sustituyéndole Jordi Bernàcer al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, en la producción que pudo verse hace unos años en el Teatro Real con dirección escénica de Emilio Sagi.

En enero vendrá un Don Pasquale, de Donizetti, del que no se ha adelantado dato alguno; y en marzo aparece la que posiblemente sea la joya de la temporada, Norma (¡por fin Bellini llega a Les Arts!), con la dirección musical de Gustavo Gimeno y un elenco del que tampoco se han dado datos, aunque por los mentideros de la casa circulan algunos nombres relevantes. La temporada se cerrará, en principio, con una de las más populares óperas de Verdi, Nabucco, sin que se conozca nada más por ahora.

Habrá que esperar a que en las próximas semanas se faciliten más datos acerca de producciones, directores e intérpretes; pero, en cualquier caso, es evidente que lo anunciado no es motivo de especiales alegrías, más allá, repito, de que, al menos, haya alguna previsión de futuro. Es una temporada de mera supervivencia, con títulos populares y que no exigen orquestas muy grandes, sin asumir el más mínimo riesgo en la programación.

No obstante, viendo las situaciones que se han vivido estas últimas semanas y todo lo que se lleva ya arrastrando desde hace muchos meses, me voy a permitir trasladar desde aquí mi pública felicitación y agradecimiento a la intendente Helga Schmidt, a quien tanto he criticado en otras ocasiones por muchos motivos, por seguir manejando el timón con serenidad y sin perder el rumbo a pesar de todo, consiguiendo cuadrar una nueva temporada en medio del temporal, con todas las pegas que se le quieran poner, pero que es mejor alternativa que la opción de cierre del teatro que ha sido estos días algo más que una mera especulación, sabiendo que además este nuevo ejercicio operístico también nos ofrecerá, seguro, sorpresas agradables.

De cualquier modo, el anuncio de la temporada no soluciona los males que seguimos teniendo, el principal de ellos el económico del que derivan todos los demás, siendo prioritario evitar como sea que la mejor orquesta de España siga desangrándose con la marcha de más músicos. Ya dijo el otro día el maestro Mehta en su despedida que había firmado 12 cartas de recomendación para algunos de ellos.

Mientras todo esto ocurre, los responsables políticos de esta Comunidad siguen ofreciendo nuevas muestras de su incapacidad. Han pretendido engancharse al apoyo popular recibido por el maestro Mehta, manifestando que ellos también deseaban que éste asumiese la dirección musical de Les Arts, pero sin hacer nada para favorecerlo, limitándose a decir que apoyaban las declaraciones del director exigiendo mayor apoyo al gobierno del Estado.

Un presidente de la Generalitat o una consellera de cultura con una mínima dignidad no pueden decir esto sin sonrojarse. Su obligación es, si realmente creen en ello, luchar políticamente y exigir de forma activa el aumento del apoyo económico del gobierno central, así como la integración de éste en el Patronato.

También me ha parecido vergonzoso que, después de conocer que una de las quejas del maestro Mehta era el que ni siquiera habían hablado con él, no se hayan dignado a llamarle hasta el penúltimo día del director en Valencia, en que se reunió con el señor ese que dice ser el presidente de la Generalitat; habiéndose conocido también que la consellera Catalá podría haberse visto con Mehta brevemente ayer, justo antes de partir. Como siempre llegando tarde y haciendo el ridículo en nombre de los valencianos.

Lo más importante en estos próximos meses será ver si asistimos a la lenta descomposición del proyecto, o bien a una apuesta seria de apuntalamiento y revitalización del mismo, con compromisos económicos y artísticos, a corto y medio plazo, que permitan la continuidad de una programación operística de calidad en Valencia.

11 comentarios:

  1. Lo que yo dije hace mucho tiempo: esto iba a terminar en un teatro de zarzuelas dirigidas por García Asesino. Y para qué hablar de los de los directores valencianos. De traca.

    Les Arts seguirá abierto, pero tal y como lo conocíamos hasta hoy (viendo esos títulos, esos directores y las cartas de recomendación multiplicándose entre la orquesta) está YA en coma. Solo queda el ERE para rematar la faena. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  2. Por lo menos veremos algo, que como están las cosas ya es un logro y si vemos una Norma en condiciones no estará mal.
    Rafa

    ResponderEliminar
  3. Esto cae en picado, y si se marcha Helga como parece que va a hacer, más todavía. Pero miremos el lado positivo, Norma y Nabucco, aunque sea con recortes y con una considerable bajada de calidad, me apetecen mucho. Y con las zarzuelas me voy a ahorrar un dinerito no acudiendo, que tampoco está mal.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/7/14 16:21

    A mí lo que me parece lamentable es que Gustavo Gimeno (el gran descubrimiento del siglo) dirija una Norma, cuando es un director que no tiene ninguna experiencia en un foso de ópera. ¿Estamos locos o que? ¿Qué tal si primero pasa por elemental ciclo del director de orquesta? ¿Cual? El de Director Asistente para coger técnica y formas de la dirección musical desde un foso....aunque sea con zarzuelas!!!! LAMENTABLE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto totalmente tu opinión, independientemente de lo bien o mal que pueda hacerlo luego.

      Eliminar
  5. Peritoni1/7/14 21:19

    En la web de Gimeno puedes sacar mucha información. Dice qué concierto dirige y el calencario de ópera también.

    http://www.gustavogimeno.com/#!calendar/c1052

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3/7/14 22:37

    Viva la zarzuela

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9/7/14 01:02

    Hola Atticus, que opinion te merece Placido Domingo como director? es mejor director que García Asensio? si la prioridad es la calidad, la ofrece el mejor cantante de la historia con la batuta en la mano?
    Cuando se pretende decir "tantas verdades" porque se omiten algunas de manera interesada.
    Y la manera que se juzga a Gustavo Gimeno como director cuestionando que asumra la dirección de una opera, porque no se aplica este criterio al maestro Plácido? El maestro Gimeno supera ampliamente como director al nuestro Placido Domingo y esto la saben hasta en Pernambuco.
    Aplaudo muchos de tus comentarios en el blog y demuestras un conocimiento exhaustivo del mundo de la opera pero no eres objetivo muchas veces, te ciega la pasión por los divos y eso te hace injusto muchas veces.
    Un músico de la orquesta

    ResponderEliminar
  8. No pretendo ser justo con mis comentarios, sino dar mi particular opinión, más que posiblemente equivocada.
    En cualquier caso, me da la impresión de que me debo explicar fatal, pero releyendo lo que he escrito no veo por ningún lado que de mis palabras se desprendan tus conclusiones.
    De Asensio digo, porque así lo pienso, que es tan poco lúcido dirigiendo como opinando sobre Les Arts. Y de Domingo que agitará la batuta con frenesí. No creo que eso sea estar cegado por el divo. Y ya que me lo preguntas como director me parece malo.
    De Gimeno no he dicho nada. Aunque en respuesta a un comentario he manifestado, porque así lo pienso, que tiene muy poca o ninguna experiencia dirigiendo ópera. Pero no sé si lo hara bien o mal. Como director sinfonico me parece bastante bueno.
    Un saludo y mucha suerte

    ResponderEliminar
  9. Hola Atticus:

    Es confirma el que pensàvem, el Palau de les Arts va a ser el Teatro de la Zarzuela del Levante Feliz. Luisa Fernanda con Sagi la tinc en DVD del Real amb Plácido i no puc amb ella. És un bodrio amb Sagi o amb qui siga, i això que sóc fan de Domingo. També ens donaran pel nas amb "musicals" de pantalons vaquers. Una vergonya. Amb mi, que no compten. Quan tinga diners aniré a Mdrid o barcelona o en quedaré en casa amb un DVD. Em repugna aquesta gent. Quina vergonya de consellera i de "President" que no es capaç de llegir en valencià un text d'un minut en un Nou d'Octubre. Lo seu es tancar Canal 9 perquè no va a tancar escoles, clar... Mentida! Sí que tanca escoles i hospitals. Ja n'ha tancat unes quantes, d'escoles. Puc assegurar-ho. Tanca Canal 9 i se'n va a la TV dels bisbes i fatxes, 13 TV . Doña Espe l'aplaudeix molt. Ultra, és un ultr, i un manat de Madris. Montoro li ha ordenat que retalle més en serveis socials, així que d'òpera res.

    Per altra banda, em rebut un mail del Palau de les Arts per conéixer la nostra opinió i que valorem. Recomane a tots que facen com jo. Cada volta que es puga escriure, posar-los a caldo a tots. Vos pose un exemple on me'n recorde de Zaplana, Calatrava i Rita fins Catalá i Fabra passant per Helg. No es mereixen res millor. El rebuig de TOTS els aficionats que em anat pagant i que ens sentim estafats::

    " (...)La ciutat morta, Otelo, Boris Godunov....RES DE SARSUELA, NI DE MUSICALS, NI ESPECTACLES DEGRADANTS, DIMISSIÓ CONSELLERA, FABRA I RESPONSABLES ACTUALS, DEMANDA A CALATRAVA, POSSIBLE RESPONSABILITAT DE ZAPLANA, CAMPS I BARBERÁ. TORNADA DELS DESPATXATS, JUSTITICACIÓ FACTURES DE HELGA, QUE PAGUEN ELS RESPONSABLES DEL DESASTRES I MALBARATAMENT DELS FONS PÚBLICS. ELS VALENCIANS NO ENS MEREIXEM AIXÒ. ÉS UNA VERGONYA. QUE TORNE CANAL 9 I RETRANSMETA LES ÒPERES PER LA TELE."

    També he demant que en un abonament d'òpera no s'hi incloga sarsuela, concert, recital o musical. I que no facen res en la Sala Superior ja que té una acústica horrible malgrat els miliosn que s'embutxacà Calatrava i el que es perdé pel camí. Una vergonya vomitiva. La Sala Iturbi té una cabuda de vora 1800 persones i una acústica molt superior a la Sala Superior de les Arts i la principal. A qui se li va ocórrer col.locar baldoses en lloc de fusta en una sala per sentir música és que no té ni idea i ben car que s'ho fet pagar. Tots per qüestions polítiques. Zaplana havia d'anar a Madrid i ser ministre per a mentir. Arribà, es folrà i se n'anà a una empresa abans pública, ara privada, per seguir lucrant-se, Cap responsabilitat. Ningú no li diu res.

    Et deixe, que me'n vaig al meu piset de La castellana de 500 i pico m2

    ResponderEliminar