viernes, 23 de enero de 2015

EL TERREMOTO DE LES ARTS



Ante las noticias que están sucediéndose en el Palau de les Arts en las últimas fechas, y pese a que el cansancio, el desánimo y la tristeza me inundan ahora mismo, creo que alguna reflexión debo hacer. No pretendo generar debate alguno, simplemente hacer pública mi opinión, guste o no guste, ya que me parece de justicia y además muchos de vosotros me lo estabais pidiendo.

Este blog desde su inicio ha sido duramente crítico con una buena parte de la gestión del teatro de ópera valenciano, fundamentalmente en lo que respecta a su relación con el público. Porque quiero recordar que yo no soy más que un aficionado. No soy artista, ni músico, ni gestor cultural, quienes tendrán su propia visión del asunto. Yo he manifestado simplemente mi opinión como parte del público que paga sus entradas para ver un espectáculo operístico de calidad.

Mi crítica la he venido personalizando en la figura de su intendente Helga Schmidt, aun a sabiendas en muchas ocasiones, lo reconozco, que no era ella la responsable directa de esa mala gestión. Con mi crítica, divertida para unos, insultante para otros, y posiblemente a veces excesiva, lo único que he pretendido es que, quien tuviese poder para hacerlo, reaccionase, y la buena gestión artística se viese acompañada por una correcta actuación administrativa y un mayor respeto hacia el aficionado. Y creo que en esos aspectos se ha mejorado bastante en los últimos años, aunque obviamente no soy tan imbécil como para pensar que ha sido por lo que se ha dicho desde este blog.

La nefasta consellera Catalá ya ha anunciado que el próximo lunes el Patronato de la Fundación Palau de les Arts va a acordar la destitución de la Intendente Helga Schmidt.

Pues bien, en estos momentos en que están apareciendo todas las ratas desde las alcantarillas para darse el festín con los despojos de la Intendente Schmidt, yo quiero, ante todo, manifestar públicamente mi agradecimiento y reconocimiento a su labor artística y profesional. Ella ha sido la principal artífice de que en la ciudad en la que vivo se haya podido disfrutar de un nivel operístico de primera línea mundial y de que hoy sigamos teniendo, aunque no sé por cuanto tiempo, la mejor orquesta de foso de España. Sí, a base de generosas inversiones de dinero público; pero más dinero se ha perdido en mil y un inventos peregrinos o mal gestionados que no han dado fruto alguno. Aquí tenemos un activo cultural de primera magnitud que deberíamos cuidar y que la ignorancia de algunos y la imprudencia de otros está poniendo en gravísimo peligro.

Obviamente no voy a entrar a opinar o enjuiciar los hechos que están siendo objeto de investigación judicial, los cuales además desconozco. Pero hay cosas que me llaman la atención desde mi absoluta ignorancia.

Me parece absolutamente de locos la parafernalia de una operación policial más propia de una operación antiterrorista que del registro del despacho de una señora de 74 años.

Me parece inmoral la manipulación informativa que se ha estado haciendo del tema, con algunos titulares absolutamente impresentables, dirigidos exclusivamente a echar carnaza a las fieras y a condenar públicamente a la Intendente Schmidt antes de que comenzase incluso la intervención judicial. Que se diga, por ejemplo, en un titular, que Schmidt cobró medio millón de euros en comisiones ocultas, como si se lo hubiera echado ella al bolsillo a escondidas, cuando de esa misma noticia se desprende que ese sería el importe de los servicios prestados por la sociedad, de la que era ella consejera junto con otras personas, desde 2008, me parece aberrante.

Me sorprende que sólo aparezca Helga Schmidt como presunta responsable de lo que haya podido hacer esa famosa sociedad de patrocinio, cuando de la misma formaban parte otras personas mucho más puestas en temas legales como, por ejemplo, el presidente del Consell Jurídic Consultiu.

Me sorprende que la conselleria de Cultura o la Generalitat no parezcan haber tenido noticia alguna de la externalización del servicio de patrocinio de una Fundación de la que forman parte.

Me indigna que aparezca la consellera Catalá como adalid de la pureza, faltándole tiempo para anunciar, con una indecente sonrisa, que se aparta a la Intendente de sus funciones, antes incluso de que se conociese la imputación, por unos hechos que ya se conocían desde hace años.

Me produce enorme tristeza ver como gran parte de la sociedad permanece idiotizada por la desinformación que se le traslada y renuncian a pensar por sí mismos, lanzándose a gritar “lapidación, lapidación” a las primeras de cambio.

Me alarma que la oposición política no haya hecho ni una sola declaración valorando lo positivo que se ha podido conseguir en el Palau de les Arts que es, hoy por hoy, insisto, un activo cultural importantísimo de nuestra ciudad que debería ser protegido, y únicamente se escuchen voces identificando el teatro de ópera con la podredumbre del PP.

Y todo esto me preocupa especialmente porque considero que ni desde el gobierno valenciano ni desde la oposición, se está calibrando la repercusión que pueda tener todo esto en el futuro de la ópera y de la cultura en nuestra Comunidad.

Por si no se habían hecho hasta ahora las cosas suficientemente mal, hoy, rizando el rizo, sin esperar a que el Patronato se reúna y adopte su decisión, se ha decidido hacer público ya, que el lunes los Patronos votarán que se rescinda el contrato de la Intendente Schmidt y se nombre a Davide Livermore. Hay tanta prisa por aparentar que se controla la crisis que las formas vuelven a importarle muy poco a la consellera Catalá.

Pero claro, también conviene recordar aquí que el Patronato está compuesto por el president Fabra, el vicepresidente Císcar, la consellera María José Catalá, la secretaria autonómica de Cultura y Deporte, el secretario autonómico de Hacienda, el director general de Economía, el jefe del gabinete del presidente y el director general de CulturArts… más Enrique García Asensio y Francesc Perales.

La noticia del nombramiento de Livermore dista mucho de ser una sorpresa. Era el único nombre que circulaba, es un hombre de la casa que da imagen de continuidad del proyecto, y en un momento de emergencia como éste estaba claro que no se iba a anunciar ningún nombramiento estrella, para el que tampoco había presupuesto.

Veremos si los que tanto han criticado estos días que se nombrase en su momento a una Intendente extranjera también protestan respecto de Livermore, quien, por cierto, parece que también cobrará lo mismo que venía cobrando la Intendente Schmidt.

Livermore ha sido un hombre fundamental los últimos años, tanto por su labor al frente del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo, como por su trabajo de dirección escénica en distintas producciones de la casa de reducido coste y notable calidad. Pero, ahora que tanto se mencionan las incompatibilidades, ¿podrá seguir Les Arts contratando producciones de Livermore siendo éste Intendente?

Pero bueno, de Livermore ya habrá tiempo de hablar.

Finalizo aquí. Como he dicho al comienzo, no pretendo generar debate alguno, sino simplemente hacer pública mi opinión, y ya anuncio que no voy a contestar ningún comentario que aquí se haga, y si alguno contiene cualquier tipo de expresión ofensiva para cualquier persona, lo eliminaré.

Señor Livermore, mucha suerte.

Frau Helga, gracias.

Consellera Catalá, por favor, váyase lejos.

Yo, por mi parte, sólo tengo ganas en estos momentos de alejarme también (en dirección opuesta, claro) del mundo…



17 comentarios:

  1. Fuertemente impresionado con el profundo y acertado análisis de éste conflicto.Bravo!

    ResponderEliminar
  2. Nibelungo23/1/15 22:16

    Bravo, bravo, bravo.
    Clarividente y certero como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Atticus por lo que dices y por el tono en que lo dices. Comparto tu opinión y me alegra que hayas escrito este post.

    Sra. Schimdt, yo también le doy las gracias por tantas noches inolvidables, por ayudar a construir, a hacer posible, lo que es un bien cultural de todos los valencianos: Les Arts. No seré yo quien le haga un juicio sumarísimo. Creo en el estado de derecho y siento repugnancia por cualquier forma de linchamiento, como el que se le ha hecho a usted estas últimas semanas en la prensa.

    También siento impotencia y vergüenza por la actuación de la Conselleria de Cultura que está dejando caer Les Arts. Sra. Català, la decadencia que vive Les Arts en la actualidad es causa directa de su nefasta gestión. Sería una suerte para todos los valencianos que su puesto fuera ocupado por alguien con la solvencia técnica, la ilusión y las ganas necesarias para poder liderar un proyecto que asegure la estabilidad y la viabilidad de Les Arts.

    Gracias Atticus


    ResponderEliminar

  4. Me ha encantado, en el clavo y además exquisitamente escrito...Catalá vete ya ..y respecto a Livermore... aunque siempre me ha dado mucho asco la expresión: "Mucha mierda".

    ResponderEliminar
  5. No, Atticus, no. No puedes abandonar el mundo. Tú no has malgastado tu tiempo en él... Tu voz, entre las escasas voces que se alzan, es imprescindible para nosotros, los fieles seguidores de tu blog.
    Como buen guerrero, reposa tu tristeza, que es la nuestra, y sigue adelante.

    ResponderEliminar
  6. Has hecho un análisis muy certero y sosegadamente crítico. Una gran visión de conjunto de todo lo que ha sucedido.

    ResponderEliminar
  7. frankopolo24/1/15 18:07

    Completamente de acuerdo. Cuatro días lleva la prensa dale que te pego, cuando todavía está investigándose el asunto. Si se le hubiera dado la misma importancia a las cosas buenas que se han hecho... pero, en fín, es el signo de estos tiempos: el politiqueo lo inunda casi todo. Esperemos que esto no acabe de hundir del todo el proyecto de Les Arts (suerte y "trellat" es lo que va a hacer falta ahora). Saludos y sigue escribiendo e informándonos como siempre.

    ResponderEliminar
  8. Váyanse lejos !: Catala , Fabra , Barbera .......................
    Fantástica crónica

    ResponderEliminar
  9. Querido Atticus:
    Bien sabes que estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices sobre este asunto. Corrupciones, corruptelas e irregularidades del volumen que aquí se trata se produce a cientos diariamente en España y no siempre el responsable es el gerente, director o consejero delegado. Se analizan las actuaciones y se sanciona internamente o en caso de presunto delito se llegan a tribunales. La actuación tipo hombres de Harrelson fue desproporcionada pero sobre todo Ridícula. Parece que se quiera dar un golpe definitivo al Palau, por caro, insostenible, etc., por eso me permito aportar algunas cifras extraídas de los Presupuestos de la Generalitat Valenciana del año 2015. para que cada cual juzgue la conveniencia o no de aportar dinero al Palau. El presupuesto de gastos es de 21.5557.830.- euros, de los cuales aporta la Generalitat 12.951.850.- euros, el 60%, ese importe representa el 20% de lo que la Conselleria dedica a Artes Plásticas y Escénicas, Promoción Cultural y Patrimonio Cultural y Museos (63,4 millones) que a su vez es el 1,54% del presupuesto de la Consellería de Educación Cultura y Deportes (cuatro mil millones).
    Pedro.

    ResponderEliminar
  10. ¡Bravo Atticus! y por favor, no te hagas monje budista o ermitaño.

    ResponderEliminar
  11. Como ves los comentarios son unánimes. Todos estamos de acuerdo en lo que dices y cómo lo dices.
    Y una cosa que me da mucho miedo es oir a la oposición hablar de Les Arts. Ahora cuando por fin nos deshagamos del nefasto PP (jajajaja qué optimista) ¿qué futuro le espera a nuestro teatro de ópera?

    ResponderEliminar
  12. Pepa Marqués Regolf27/1/15 22:55

    Atticus Te agradezco que compartas tu punto de vista al igual que los demás blogueros. Comparto el desánimo y la impotencia por como se han echo las cosas. Ya se presagiaba que desde el poder político había "mala mar"per Les arts
    Peritoni segur que ja lis queda poc de tems als del PP.
    Tenim que demanar que en Les Arts no baixe el nivell de qualitat.
    Fins a febrer que anire D. Pasquale

    ResponderEliminar
  13. Moltes gràcies per la teua opinió, Atticus. La veritat és que la cosa se n'ha eixit de mare. La policia fent una redada com si estigueren perseguint a un terrorista. Excessiu. Les fotos han donat la volta al món. Repugnant la manera de mostrar alegria de la consellera. Estava contenta. Es nota que li tenia ganes a Helga. És massa estrany el que ha passat i tan ràpid quan estem acostumats a vore com el PP protegeix als seus "imputats", per no dir el que pense que són.

    Com vaig dir en un altre lloc, hi ha coses de Helga que no m'agradaven, però la consellera Català ix perdent en la comparació. No m'agrada gens esta persona ni en cultura ni en educació. Tan de bo se'n vagen tots en les pròximes eleccions i es pose ordre i concert en el desgavell que ha fet esta gent. Si tornen a guanyar, qui se'n va a un monestir budista sóc jo.

    Moltes gràcies, Atticus, i que es complisquen els desitjos que tots tenim de tindre una òpera de qualitat. València s'ho mereix.

    Pep

    PD. Quan m'arribà la notícia, la vaig comentr en el meu bloc. Aicí està per si li interessa a algú.

    https://rexvalrexblog.wordpress.com/2015/01/20/la-policia-dete-a-la-intendent-del-palau-de-les-arts/

    ResponderEliminar
  14. Me atrevo a publicar mi opinión sobre la función del 31 (última)
    Con la inestimable guía de los comentarios aquí expresados me senté esperando una representación digna, pero sin más pretensiones.
    Ante tan modestas expectativas solamente cabía un resultado mejor de lo esperado . Después de tantos años luchando por conseguir la excelencia, alcanzándola en muchas ocasiones, temía que la memez de la consellera hubiera arruinado las expectativas de un proyecto de la envergadura y dificultad de Les Arts.
    La vergonzosa financiación; expresión de desprecio por parte de los sucesivos gobiernos centrales del PPSOE, sumado a la incapacidad de reivindicación por parte de los inanes políticos autonómicos, parecía abocarnos al final de un sueño atrevido pero posible.
    Y, para mi tranquilidad, pude comprobar que Les Arts Sigue aquí, contra toda la panda de inútiles, resistiendo incomprensiones y críticas malintencionadas, a la espera de los nuevos gobernantes que, seguramente, no serán menos estúpidos.
    Me emocionó la grandeza del coro, me sorprendió la magnifica dirección de un director con poco renombre. Me gustó la iluminación y la dirección de escena. El reparto, sin abundar en lo ya expresado en opiniones anteriores, estuvo a un nivel muy estimable ¡y la orquesta sigue a su nivel! Después de ser masacrada vergonzosamente es capaz de ofrecernos representaciones de nivel mundial. Es increíble.
    Habrá gente que busque peros a todo: yo me limito a expresar mi felicidad por poder degustar estos platos gourmet a solamente 150 Km. de casa. Conduciendo hasta la 1,30 de la madrugada y tan feliz recordando lo disfrutado, mientras otros prefieren amargarse aunque sea quejándose de que alguna bombilla estaba mal enfocada. Me siento afortunado por no se tan prefecto.
    Ya me gustaría a mí tener las tertulias de Amics al lado de casa.
    Gracias por este maravilloso Blog.

    ResponderEliminar