lunes, 22 de marzo de 2010

DAS ROSENBAND

"Serpientes acuáticas II" (detalle) - Gustav Klimt - 1904 - Colección particular

Richard Strauss compuso en 1897 el lied “Das Rosenband” (La guirnalda de rosas) sobre un poema de Friedrich Gottlieb Klopstock, consiguiendo construir una de esas pequeñas y sutilísimas joyas musicales para las que el muniqués era un auténtico experto.

Hoy lo traigo aquí, en la magistral interpretación de Elisabeth Schwarzkopf, para felicitar a alguien muy especial, y darle las gracias por el regalo que supone tenerla cerca cada día.


video de darkprose

Im Frühlingsschatten fand ich sie,
Da band ich Sie mit Rosenbändern:
Sie fühlt' es nicht und schlummerte.

Ich sah sie an; mein Leben hing
Mit diesem Blick an ihrem Leben:
Ich fühlt' es wohl und wußt' es nicht.

Doch lispelt' ich ihr sprachlos zu
Und rauschte mit den Rosenbändern:
Da wachte sie vom Schlummer auf.

Sie sah mich an; ihr Leben hing
Mit diesem Blick an meinem Leben,
Und um uns ward's Elysium.

---------------------------
En las sombras primaverales la encontré,
y la encadené con una guirnalda de rosas:
No la sintió y se adormeció.

Yo la miraba; mi vida cayó
con esta mirada a su vida:
Lo sentí bien pero no lo sabía.

Pero le susurraba palabras sin sentido
mientras le fijaba la guirnalda de rosas:
Despertó del sueño.

Me miraba; su vida cayó
con esta mirada a mi vida,
Y fuimos transportados al Elíseo.

7 comentarios:

  1. Casi da no se qué dejar un comentario en un post tan "dedicado", pero esa música es tan bella, tan lírica y delicada que hay que agradecerte que nos la hayas regalado a todos, además de a ese alguien tan especial.
    Gracias.ca

    ResponderEliminar
  2. Bellísima música. Enhorabuena a los premiados.

    ResponderEliminar
  3. Anda que puestos a hacer regalos, no te sale la vena distinguida y germano-afrancesada que llevas dentro.
    Magnífica interpretación come es habitual en la señora.
    Felicidades a la homenajeada y al idólatra que nos regala a la par, a los habituales, semejante exquisitez.

    ResponderEliminar
  4. Pues gracias a vosotros por vuestros comentarios. Aunque iba claramente dedicado, mi intención por supuesto es que lo disfrutásemos todos.
    Y, efectivamente Joaquim, me sale la vena en cuanto me descuido...

    ResponderEliminar
  5. Descuídate a menudo niño, que los demás lo pasamos divinamente.

    ResponderEliminar
  6. Texto, dedicatoria, lied. Todo exquisitamente Atticus.

    ResponderEliminar