lunes, 15 de julio de 2013

V FESTIVAL INTERNACIONAL "RESIDÈNCIES DE MÚSICA DE CAMBRA" DE GODELLA

Una cita veraniega que para algunos, entre los que me incluyo, se ha convertido en imprescindible, es el Festival Internacional "Residències de Música de Cambra" que se celebra todos los años en la población valenciana de Godella y que en esta ocasión alcanza su quinta edición.

Bajo la dirección de Joan Enric Lluna, clarinete solista de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, agrupación titular del Palau de les Arts, y fundador del grupo de instrumentos de viento Moonwinds, el Festival se ha convertido en un referente fundamental de la música de cámara, constituyendo además un vehículo idóneo para jóvenes músicos que, durante unos días, tienen la oportunidad de ensayar y actuar junto a consagrados intérpretes de primera fila.

Este año podemos disfrutar en el Festival de la presencia de miembros de la orquesta titular de Les Arts como Guiorgui Dimchevsky y Theresa Nikolova-Nolen (violines), Alejandro Friedhoff (violonchelo), Álvaro Octavio (flauta), Aine Suzuki (viola), David Fernández (trompa) o Rubén Marqués (trompeta), además del propio Joan Enric Lluna al clarinete.

El pasado sábado tuvo lugar el primero de los conciertos. En la primera parte se presentaba, dentro de la sección “Jóvenes Talentos”, el Quinteto Frontela, una joven agrupación que llevó a cabo una espléndida ejecución del primer movimiento de la Serenata nº 12 (KV 388) de Mozart. Tras esto, Moonwinds, con Joan Enric Lluna al frente, pasaron a interpretar brillantemente la Serenata Opus 44 para vientos, cello y contrabajo de Dvorak.

En la segunda parte, una orquesta compuesta para la ocasión por miembros de Moonwinds, solistas de la orquesta de Les Arts y jovencísimos (no superan los 18 años) músicos de la orquesta Música Cordis, dirigidos por Joan Enric Lluna, interpretaron, junto al barítono murciano José Antonio López, “El maestro de capilla”, un intermedio cómico en un acto compuesto por Domenico Cimarosa. Y los resultados fueron excelentes.

La orquesta, incluyendo los más jóvenes intérpretes, sonó con una precisión increíble, sin que se pusiera de manifiesto ni el más mínimo desajuste, acompañando al cantante con la intensidad y acentos debidos en cada momento, teniendo además oportunidad de lucirse los solistas en los numerosos pasajes que la partitura les ofrece para ello. Portentosas resultaron las exhibiciones de Álvaro Octavio a la flauta o del concertino Guiorgui Dimchevsky. José Antonio López, por su parte, mostró una voz potente de bonito timbre baritonal, llevando a cabo una interpretación actoral muy divertida.

En el patio de butacas disfrutamos de lo lindo y daba gusto ver a los jóvenes músicos, algunos apenas adolescentes, pasárselo también estupendamente, sin poder contener la sonrisa, mientras tocaban junto a los virtuosos solistas que tenían por compañeros.

Ayer tuvo lugar el segundo de los conciertos, con un repertorio de carácter más íntimo, formado por obras de Bach, Scarlatti, Haendel, Haydn, Mozart y Beethoven, donde volvieron a lucirse los músicos de Moonwinds y de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, acompañados en esta ocasión por la soprano valenciana Isabel Monar. Quisiera destacar aquí el increíble virtuosismo que mostró toda la noche Rubén Marqués a la trompeta.

Todavía quedan dos conciertos más. Mañana, día 16, destaca la presencia del prestigioso pianista onubense Javier Perianes, que interpretará piezas de Schumann, Chopin, Debussy y Beethoven; y el jueves 18, músicos de Moonwinds y de la orquesta titular de Les Arts afrontarán un programa muy variado bajo el título “Virtuosisme màgic” que promete emociones fuertes. Os recomiendo que si podéis os acerquéis.

Parece casi milagroso que, dados los tiempos que corren, pueda subsistir un evento de estas características, en una pequeña localidad, centrado en la música de cámara y en la promoción de jóvenes músicos, pero el empeño de sus organizadores, de la Associació d’amics de la Música de Cambra de Godella, la respuesta positiva del público y una administración pública, en este caso el Ayuntamiento de Godella, que ha decidido apostar por defender la cultura, han hecho posible su mantenimiento y consolidación. Espero que en años venideros sigamos contando con esta iniciativa y, ya puestos a pedir, ojalá que acontecimientos como este dentro de poco no sean la rareza sino el rumbo de nuestra política cultural y musical.

De momento seguiremos disfrutándolo y, como decía antes, os animo a todos a que lo hagáis también acudiendo a los conciertos que restan. AQUÍ podéis encontrar la programación y toda la información. Los conciertos empiezan a las 22.30 en el Teatro Capitolio de Godella y las entradas valen 10 euros. La experiencia vale la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada